Vacuna contra virus el virus C de la hepatitis (VHC)

1Una vacuna protectora contra el virus de la hepatitis C (VHC) sigue siendo una necesidad clínica insatisfecha. VHC infecta a millones de personas en todo el mundo y es la principal causa de cirrosis hepática y cáncer hepatocelular. Los experimentos con animales, estudios de inmunogenética, y la evaluación de la inmunidad del huésped durante la infección aguda ponen de relieve el papel fundamental que desempeña la inmunidad de células T en el control del virus.

Faltaba dar el paso en humanos y es lo que han hecho Leo Swadling y su equipo de investigadores estadounidenses, quienes han probado la vacuna en 15 sujetos voluntarios sanos. Han utilizado un vector adenoviral 2de chimpancé y otro modificado de vacuna Ankara (MVA) -proviene de la vacuna del sarampión-, capaz de modificar proteínas clave de la hepatitis C. El objetivo, del estudio fue comprobar su seguridad y su capacidad de potenciar el sistema inmune. A través de varios métodos, los responsables del trabajo han concluido que este producto consigue que el organismo genere poblaciones celulares activas frente a múltiples antígenos de la hepatitis C y, además, logra que la reacción se mantenga en el tiempo. La respuesta inmunológica es inmediata y permanece a lo largo de 30 semanas.

En este primer estudio con humanos, los autores han inducido inmunidad antiviral con características funcionales análogos a los relacionados con el control del virus en la infección natural, y mejorado una vacuna basada en vectores adenovirales solos.
Se evaluó una estrategia de vacunación de inducción y refuerzo heteróloga basado en un vector de replicación defectuosa adenoviral (ChAd3) de simio y vector modificado de la vacuna Ankara (MVA) que codifica las proteínas NS3, NS4, NS5A y NS5B de VHC genotipo 1b.

Para el análisis se utilizó, en voluntarios humanos sanos, la citometría de masa de células única y la tecnología de antígeno leucocitario humano de péptido tetrámero clase I. Las células T específicas del VHC inducidos por ChAd3 se refuerzan óptimamente con dosis de MVA, y generan concentraciones muy altas de células T tanto CD8+ como CD4+ específicos del VHC dirigidas a múltiples antígenos del VHC. 3También se genera memoria inmunológica sostenida y poblaciones de células T efectoras, y la memoria de las células T evolucionaron con el tiempo con mejora de la calidad de proliferación y de poli-funcionalidad después del refuerzo con MVA heteróloga. Por lo tanto, se ha desarrollado una estrategia de vacuna contra el VHC, con respuesta duradera, amplia y sostenida, y las respuestas de células T equilibrada, características relacionadas con el control del virus, allanando el camino para los primeros estudios de eficacia de una vacuna profiláctica contra el VHC.

Swadling L, et al. A human vaccine strategy based on chimpanzee adenoviral and MVA vectors that primes, boosts, and sustains functional HCV-specific T cell memory. Sci Transl Med 2014; 266: 261ra153.

Barnes E, et al.Novel adenovirus-based vaccines induce broad and sustained T cell responses to HCV in man. Sci Transl Med 2012; 115: ra1.