Vigilancia de la gripe porcina humana en China

Las operaciones pecuarias industrializadas contienen poblaciones densas de animales y seres humanos que con frecuencia están en contacto cercano. A medida que estas prácticas se han hecho más frecuentes, el riesgo de que surjan enfermedades zoonóticas ha aumentado. Esto se evidencia en el virus pandémico de la gripe A (H1N1) de 2009, que contenía componentes genéticos de virus conservados por los cerdos, y se propagó rápidamente a por lo menos a 214 países, causando unas 151.700 muertes humanas dentro de los 12 meses acumulativos de un brote en cada país.

100000000000025800000106CDC0E5E9EDCCA288

En particular, el sudeste asiático se considera un punto caliente para la generación de virus que tienen potencial zoonótico. Los cerdos se han asociado al menos con los virus que han pandemias humanas del virus de la gripe A”: 1918 (H1N1), 1957 (H2N2), 1968 (H3N2) y 2009 (H1N1). China, con la mitad de la población porcina mundial, ha sido a menudo la fuente de nuevos virus asociados al cerdo, y es un punto crítico para la aparición del virus de gripe zoonótica, aunque se han realizado pocos estudios prospectivos que examinen el riesgo profesional de tales infecciones.

El entorno humano-porcino exige mayor vigilancia de las enfermedades emergentes para ayudar a garantizar que se adopten medidas de bioseguridad para proteger a los seres humanos, los animales y el medio ambiente.

10000201000001400000019023EE5E15C842A7D5Laura K Borkenhagen (Duke Global Health Institute, Duke University, y Division of Infectious Disease, School of Medicine, Duke University, Durham, North Carolina, USA) y otros catorce autores de la misma institución y de Beijing. Jinan, Wuxi, (China), han dado a conocer la necesidad de vigilancia y protección de los trabajadores de las grandes explotaciones ganaderas del sudeste asiático y que los trabajadores porcinos en China que están en un mayor riesgo de infecciones con el virus de la gripe porcina enzoótica A, a pesar de los elevados anticuerpos neutralizantes preexistentes.

Los autores presentan los dos primeros años de datos recopilados de un estudio, patrocinado por los NIH (Institutos Nacionales de la Salud de USA), de cohortes prospectivo de cinco años de duración de participantes, cerdos y seis granjas porcinas en China, expuestos y no expuestos. Se realizó una vigilancia serológica y virológica para examinar las pruebas de infección por el virus A de la gripe porcina en humanos. Se buscó ver si se podía hacer un mejor trabajo en la prevención o al menos en la anticipación de la nueva generación de virus pandémicos.

Doscientos siete (31.5%) de los 658 participantes (521 cerdos expuestos y 137 no expuestos), inscritos en cualquier período de tiempo, desde marzo de 2015, sero-convirtieron contra al menos un subtipo de virus de gripe porcina (SIV), H1N1 o H3N2. A los 12 y 24 meses, los títulos de micro-neutralización de los participantes expuestos a cerdos, especialmente aquellos inscritos en operaciones de alimentación animal intensiva (CAFOs), fueron más altos contra el virus H1N1 que los de otros participantes.

1000020100000154000000B1AB864EDABB4F75F4A pesar de los títulos elevados, entre los 187 sujetos de estudio para los cuales se realizó un seguimiento completo, los participantes que trabajaron en los CAFOs porcinos tuvieron probabilidades significativamente mayores de seroconversión tanto contra los virus H1N1 (OR 19,16; IC del 95%: 3,55 a 358,65) como contra los virus H3N2 (OR 2,97; IC del 95%: 1,16 a 8,01) porcinos no expuestos y contra los trabajadores porcinos no expuestos y no expuestos al CAFO con una exposición porcina menos intensa.

Los autores concluyen que mientras que algunos de los mayores riesgos observados contra los virus porcinos pueden haber sido explicados por la exposición a cepas de influenza humana, los datos del estudio sugieren que incluso con anticuerpos preexistentes elevados, los trabajadores expuestos a los cerdos están en alto riesgo de infección con los virus de la gripe porcina enzoótica A.

Se tiene que encontrar mejores formas de llevar a cabo la vigilancia d l nuevo virus de la gripe A entre los cerdos y los trabajadores del sector porcino y hacerlo de una manera que no amenace a la industria. Se necesita participar en asociaciones relacionadas con la salud única: salud humana, salud veterinaria, salud ambiental e industrias agrícolas para mitigar los nuevos problemas de generación de virus.

 

Borkenhagen LK, et al. High risk of influenza virus infection among swine workers: Examining a dynamic cohort in China. Clin Infec Dis.2019; doi:10.1093/cid/ciz865.