Virus Seúl en Norteamérica

4   El virus Seúl (SEOV) es un virus del género Hantavirus trasmitido por roedores de la familia Bunyaviridae, grupo V, que puede causar una forma de fiebre hemorrágica con síndrome renal. El virus no enferma a las ratas, pero las personas pueden infectarse a través de contacto con las mismas, como exposición a fluidos corporales infecciosos (sangre, saliva, orina, heces), exposición a aerosoles de sus productos infectados, así como a mordiscos de ratas infectadas. No hay pruebas de transmisión del virus de humano a humano.

Los síntomas de la infección por el virus de Seúl en personas incluyen fiebre, cefalea intensa, lumbalgia, dolor abdominal, escalofríos, visión borrosa, conjuntivitis y erupción cutánea. En casos raros, la infección puede conducir a una enfermedad renal. La mayoría de las personas infectadas con el virus se recuperan.

El virus Seúl fue descrito por primera vez por el virólogo coreano Dr. Lee Ho-Wang.3 Originalmente se pensó que la fiebre hemorrágica era causada por el contacto con ratones del género Apodemus, pero el Dr. Lee encontró que también podría ser causada por contacto con ratas marrones o noruegas (Rattus norvegicus), que ahora transmiten el virus por todo el mundo. El nombre de virus Seúl viene de haberse detectado por primera vez la infección causada por él en un apartamento de la capital coreana Seúl.

El 24 de enero de 2017, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), a través de su publicación Health Alert Network (HAN), informaron de 8 casos de infección por el virus Seúl en los estados de Wisconsin (n=2) e Illinois (n= 6). Los primeros dos casos fueron noticiados a principios de diciembre de 2016, cuando dos criadores de ratas de mascotas en el estado de Wisconsin desarrollaron una enfermedad febril aguda, confirmada posteriormente como infección por el virus Seúl. Los individuos enfermos habían comprado ratas de proveedores de animales en Wisconsin e Illinois. Una persona tuvo que ser hospitalizada. Las ratas (Rattus norvegicus) de algunas instalaciones también resultaron positivas para el virus. La infección humana con el virus de Seúl no se encuentra comúnmente en los Estados Unidos. Este es el primer brote conocido asociado con ratas de mascotas en los Estados Unidos aunque, según los CDC (Centros federales para el Control y Prevención de Enfermedades) ya se conocían varios brotes anteriores detectados en ratas silvestres.

Dos epidemiólogos de los CDC llegaron a Wisconsin el 18 de enero pasado para apoyar los esfuerzos de respuesta del Departamento de Servicios de Salud de Wisconsin y del Departamento de Salud de Illinois. El equipo de los CDC está ayudando a las investigaciones de rastreo de clientes que compraron las ratas domesticas en las instalaciones de cría de las mismas, o estuvieron expuestos a ellas, participando en la investigación de rastreo de instalaciones donde los enfemos compraron las ratas. Estos esfuerzos ayudarán a determinar cómo fueron expuestos los individuos al virus Seúl y permitir que los funcionarios de salud pública tomen las medidas necesarias para prevenir la posible propagación futura del virus. Los CDC también están ayudando a tomar muestras de sangre de personas y ratas que pueden estar infectadas con el virus Seúl para hacer determinaciones virológicas.

2

A partir del 24 de enero, las investigaciones de seguimiento realizadas por los CDC y los departamentos estatales y locales de salud asociados indicaron que los roedores potencialmente infectados pueden haber sido distribuidos o recibidos en Alabama, Arkansas, Colorado, Illinois, Indiana, Louisiana, Michigan, Minnesota, Carolina del Sur, Tennessee, Utah y Wisconsin.

Las recomendaciones actuales de los CDC para el control del brote por el virus Seúl son las siguientes:

1. Se recomiendan análisis de sangre para todas las personas con sospecha de enfermedad reciente o actual después de
a) manipulación de ratas de una instalación con infección confirmada por el virus Seúl, o
b) manipulación de ratas de una instalación que vendía ratas a una instalación con infección por virus de Seúl.

12. Las personas con ratas potencialmente infectadas no deben venderlas, comercializarlas o liberarlas. Deben ponerse en contacto con su departamento de salud del estado correspondiente ante cualquier duda o pregunta. Los sanitarios deben enfatizar con sus enfermos la importancia de las prácticas seguras con los animales.

3. Los sanitarios también pueden considerar la realización de análisis de sangre en sujetos con síntomas sugerentes de infección por el virus Seúl y antecedentes de contacto con ratas, independientemente de si existe interacción conocida con estos animales o centros de ratas con infecciones confirmadas por el virus de Seúl.

4. Son aconsejables chequeos veterinarios regulares para roedores mascota y cautela con roedores desconocidos para reducir el riesgo de mordeduras y arañazos.

En el caso de mordedura de un roedor, se debe lavar la herida con agua tibia jabonosa inmediatamente y buscar atención médica si el roedor parece enfermo o si la herida es grave o se vuelve roja, dolorosa, caliente o hinchada, o si el mordido desarrolla fiebre o enfermedad gripal una semana o dos después.


https://www.cdc.gov/media/releases/2017/s0120-seoul-virus-outbreak.html
https://emergency.cdc.gov/han/han00400.asp.
https://www.cdc.gov/hantavirus/outbreaks/seoul-virus/index.html